Loading...

sábado, 27 de agosto de 2011

La conexión

Enviado por: Jesús Lorenzo Campoy Garcés.

Filósofo:
1. Te escribo en respuesta a la carta que estás a punto de escribirme en respuesta a la carta que te escribí.

2. Un violinista compró un imán y lo llevaba a su casa. En el camino le cayeron los rateros y le tiraron la gorra de la cabeza. El viento tomó la gorra y la llevó calle abajo.

3. El violinista puso el imán sobre el suelo y corrió tras la gorra. La gorra cayó en un charco de ácido nítrico y se disolvió.

4. Mientras tanto, los rateros tomaron el imán y huyeron.

5. El violinista regresó a su casa sin el abrigo y sin la gorra, porque la gorra se había disuelto en el ácido nítrico, y el violinista, contrariado por la pérdida de la gorra, olvidó su abrigo en el tranvía.

6. El conductor del tranvía llevó el abrigo a una tienda de segunda mano y ahí lo cambió por crema ácida, avena y tomates.

7. El suegro del conductor comió demasiados tomates, se enfermó y murió. El cadáver del suegro del conductor fue a dar a la morgue, pero hubo una confusión, y en vez de enterrar al suegro del conductor enterraron a una mujer vieja.

8. Sobre la tumba de la mujer vieja pusieron un poste blanco con la inscripción “Anton Sergeevich Kondratev”.

9. Once años después, los gusanos se habían comido el poste, y se cayó. El vigilante del cementerio serruchó el poste en cuatro y lo quemó en su estufa. Con ese fuego la mujer del vigilante del cementerio cocinó sopa de coliflor.

10. Pero cuando la sopa estaba lista, una mosca cayó de la pared, directamente en el tazón con la sopa. Le dieron la sopa al mendigo Timofei.

11. El mendigo Timofei se comió la sopa y le dijo al mendigo Nikolai que el vigilante del cementerio era un buen hombre.

12. Al día siguiente el mendigo Nikolai fue con el vigilante del cementerio y le pidió dinero. Pero el vigilante del cementerio no le dio nada al mendigo Nikolai y lo corrió de ahí.

13. El mendigo Nikolai se enojó muchísimo y le prendió fuego a la casa del vigilante del cementerio.

14. El fuego se extendió de la casa a la iglesia, y la iglesia se quemó.

15. Se llevó a cabo una larga investigación pero no se logró averiguar la causa del fuego.
16. En el sitio donde estaba la iglesia se construyó un club, y el día que el club abrió fue organizado un concierto en el cual tocó el violinista que catorce años antes había perdido su abrigo.

17. Entre el público estaba el hijo de uno de los rateros que catorce años antes le habían tirado la gorra al violinista.

18. Cuando el concierto terminó, ambos se fueron a sus casas en el mismo tranvía. En el tranvía que venía detrás del suyo, el conductor era el mismo que alguna vez vendió el abrigo del violinista en una tienda de segunda mano.

19. De modo que aquí están, recorriendo la ciudad muy de noche: frente a frente, el violinista y el hijo del ratero; y detrás, el conductor de antes.

20. Hacen juntos el recorrido y no saben qué conexión hay entre ellos, y no lo sabrán hasta el día en que mueran.

Daniil Jarms, 1937

Fuente: The Portable Twentieth-Century Russian Reader, Ed. Clarence Brown, Penguin, NY, 1985.
Daniil Jarms (1905-1942) murió en una prisión de la Rusia estalinista.

No hay comentarios: