Loading...

miércoles, 6 de julio de 2011

El mayor naufragio ocurrido en un puerto.

Hoy les traigo otra historia de naufragios que lei en el interesante blog historiasdelregatecha.blogspot.com y quiero compartir con ustedes, esta en si es tremendamente curiosa pues el desastre del naufragio ocurrió nada mas y nada menos que en el propio puerto.

Se trata del SS Eastland y la catástrofe ocurrió el 24 de julio de 1915, poco mas de un año después del trágico final del "Titanic".




La consecuencia mas inmediata después del famoso naufragio del "Titanic" fue una nueva ley que exigía que los barcos llevaran muchos más botes salvavidas para evitar que la situación se repitiese; el SS Eastland, un barco de 2752 pasajeros construido en 1902, poseedor de una longitud de 265 pies e inaugurado el 16 de julio de 1903.




Desde su inauguración o botadura dejó notar una cantidad de errores de construcción y diseño que abarcaban puntos como que era demasiado alto, muy pesado y tenía muy elevado el centro de gravedad, estos puntos no eran otra cosa que el presagio de lo que deparaba el futuro para el gran navío.



Durante su corta historia rodeado de incidentes era clara su predisposición al desastre, como ejemplo en el año de su inauguración los pasajeros causan un sobrepeso en las cubiertas del barco produciendo un desnivel que permite que el agua fluya en los pasillos, pero ello es corregido rápidamente, un mes después se presenta un motín abordo a cargo de los encargados de avivar el fuego, el capitán logra controlarlos y llevar la nave a puerto y los hombres son detenidos pero el capitán es relevado de su cargo, y en 1906 su popa es destruida por el choque con un remolcador .


Pero tanto problema no presagiaba el mayor de ellos ocurrido la fatídica mañana de 1915. el Eastland junto con otros dos barcos de pasajeros fueron contratados para llevar desde Illinois a Michigan a una excursión de empleados de la compañía Eléctrica Occidental. La empresa propietaria del barco no tuvo en cuenta que por el peso adicional de los botes salvavidas debía modificar su capacidad en cuanto a pasajeros se refiere.


Es así como haciendo caso omiso a esta situación a las 7:10 am ya habían embarcado la totalidad de los pasajeros, no fue necesario mucho mas para que el barco empezara a desnivelarse un poco a babor circunstancia agravada con que precisamente a babor del barco pasaba una competencia de canoas.


Y es ahí donde sobreviene el desastre; los pasajeros con la curiosidad que es característica se apresuran hacía este sector y el barco a pesar de estar aún atado fuertemente al muelle se dio la vuelta sobre su lado ante los ojos atónitos de quienes allí estaban, llevando con él a sus pasajeros de los cuales muchos habían abandonado la cubierta quedando atrapados en el fondo del agua y otros tantos fueron aplastados por los objetos que se desplazaron en la vuelta del barco, en total 845 personas murieron.


Fue necesario habilitar una morgue (imagen anterior) improvisada en las cercanías para poder rescatar los cadáveres en uno de los más, sino en el más absurdo de los naufragios y que no tuvo un número de victimas mayor gracias a que el Kenosha (en la imagen siguiente) se encontraba junto a él y logró rescatar a muchos de los desafortunados pasajeros.



Pero a pesar de todas las desastrosas historias ocurridas a este desgraciado buque, este terminó vendido a las fuerzas armadas y rebautizado como el USS Wilmette (en la siguiente imagen) donde continuo su vida productiva hasta 1946 cuando fue vendido como chatarra.


Y para terminar esta historia, que espero os haya gustado os dejo con una idílica postal del barco en sus comienzos seguida de la placa conmemorativa del desastre.


Espero haber descubierto algo nuevo, la historia la encontré en: "Tejiendo el mundo".

No hay comentarios: