Loading...

domingo, 10 de abril de 2011

NINGÚN GENIO LO FUE POR SUERTE


Tomado de: Como dibujar la figura humana de José Ma. Parramon. "Colección aprender haciendo"

El que usted sepa o no sepa dibujar de memoria o del natural, depende única y exclusivamente de usted mismo; depende de que este o no este dispuesto a trabajar muchas
horas hasta dominar enteramente este tema. En esto, como en muchas cosas de la vida, no juega la suerte; -esa suerte de haber nacido artista- de la que muchos hablan...por hablar.

Su suerte, su gran suerte, ha de hallarla en ese don que tuvieron y tienen todos los hombres famosos: voluntad y constancia en el estudio y en el trabajo.
He aquí que, en un parque de New York, dos hombres ya viejos discutían sobre la influencia de la suerte en sus vidas, afimando uno que la suerte no le había sido propicia y
confesando, el otro, que su desgracia venia de su juventud perdida. En estas acertó a pasar por allí el multimillonario Henry Ford.

-¿Ves?- dijo uno de los viejos-. Ahí tienes a un hombre con suerte. Todo le salio bien desde el primer día.

- Si - respondió el otro-; todo le salio bien; tuvo la gran suerte de saber estar trabajando y estudiando, durante treinta años, dieciséis horas al día.


No hay comentarios: