Loading...

lunes, 7 de febrero de 2011

LOS TERRIBLES VIENTOS DE UN CAMBIO CLIMATICO

En su carrera hacia Hooker, Oklahoma -en una región conocida como el Tazón del Polvo-, una tormenta de arena fue fotografiada el 4 de junio de 1937.
La sequía erosionó las grandes llanuras durante la década de 1930, y sin los prados y la humedad necesaria, los vientos arrastraron toneladas de polvo que ensombrecieron el cielo por varios días y erosionaron el suelo con ráfagas de hasta 80 km por hora.
Después de la tormenta, las casas quedaron semicubiertas con tierra, el ganado murió y la pintura de los autos fue desprendida a pedazos. El Servicio Federal para Conservación del Suelo, fundado en 1935, introdujo diversas técnicas: las terrazas, el arado de contornos y la rotación de cultivos, pero miles de residentes huyeron del polvo y la pobreza para recomenzar en California. En Viñas de la Ira (1939), John Steinbeck relata sobre el tazón de polvo.

Tomado de: National Geographic




Durante el período del Dust Bowl (tazón de polvo)

Franklin D. Roosevelt (1933-1945), su contraparte en los Estados Unidos, el presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) convirtió a la conservación de los recursos naturales en una de las más importantes prioridades de su administración. Tanto el Nuevo Trato (New Deal) de Roosevelt, como el programa populista de Cárdenas se exponían partiendo de la creencia de que el uso cuidadoso de los recursos naturales era de interés público. Roosevelt y Cárdenas compartían la convicción de que la conservación de los recursos naturales era necesaria no sólo para evitar pérdidas financieras inmediatas, sino también para asegurar la riqueza futura de sus naciones. Esta convicción se había forjado por las desastrosas consecuencias del abuso del medio ambiente en los Estados Unidos y en México. En los Estados Unidos, el uso ignorante de la tierra (particularmente la labranza removiendo los pastos nativos de la pradera) había exacerbado los efectos de una prolongada sequía.
La culminación de este proceso fue el Dust Bowl (Tazón de Polvo) de principio de los años treinta, un periodo en el que miles de toneladas de tierra fértil del medio oeste fueron levantadas a la atmósfera por el viento. El Dust Bowl fue una tragedia, tanto natural como humana, de enormes proporciones.
Como respuesta, la administración Roosevelt creó distritos de conservación del suelo formados por agrónomos que tenían a su cargo enseñar a los agricultores las técnicas necesarias para evitar otro Dust Bowl. Aunque México no sufrió una calamidad tan devastadora como ésta, muchas regiones en el país estaban fuertemente erosionadas y desforestadas. Para conservar los bosques y los suelos de México, la administración Cárdenas creó reservas forestales y zonas forestales protegidas.

No hay comentarios: