Loading...

viernes, 25 de febrero de 2011

Pancho Villa llora como una mujer y se deja caer dos o tres veces cuando el chacal de Victoriano Huerta lo manda fusilar.


Muy buenas noches queridos lectores, hoy como siempre me encuentro disfrutando otra rica taza de café no me pregunten cuantas llevo por que ni yo mismo lo se.
Los saludo desde Hermosillo, capital del bello Estado de Sonora. Hoy les traigo un hermoso Vals Mexicano "Dios Nunca Muere" estrenada en 1868, del compositor Oaxaqueño Macedonio Alcala (1831-1869). Espero lo disfruten mientras leen esta interesante nota de Pancho Villa.
Mientras le muestro la siguiente foto, para mi es una clásica de la revolución. Hasta ahorita no he sabido quien la tomo, así que la considero una de las tantas fotos anónimas de nuestro movimiento armado, para unos una guerra civil que duro cerca de 10 años de 1910 a 1920. Donde se dice que murieron cerca de un millón de almas.

A lo que vamos, si observamos con atención esta foto de Villa, nos daremos cuenta que se tiene mucho que investigar y que contar, se me vienen a la mente una sola pregunta que quizás nunca lo sabremos, en donde quedo la foto de Villa, si es que se tomo, cuando el pelotón de fusilamiento estuvo a punto de arrebatarle la vida, cuando este se dejo caer dos y tres veces llorando como una mujer y resistiéndose a no ser ejecutado, se dice que para hacer tiempo ya que sabia que el general Emilio y el teniente coronel Raúl Madero, hermanos del presidente Francisco I. Madero, telegrafiaban para suspender la ejecución.

A Villa lo qu
ería matar el Chacal de Huerta por una aparente insubordinación pretextando el robo de una yegua y ordena al general Navarrete fusilarlo.

Años después, alguien le preguntó sobre aquel bochornoso hecho, Villa respondió: "Yo nunca había tenido miedo de morirme, pero en aquella ocasión vi. tan cerca mi fin, que me pasó como un relámpago por el pensamiento la idea de que todo el navegar de mi vida había sido para nada".
Solo contamos con esta foto, aquí se ve a Villa dándole la espalda al paredón, el sol le pega fuertemente en su rostro y se baja el sombrero hacia el frente con su mano derecha. Y su mano izquierda como si tomara un cigarro para calmar los nervios, pero sabemos que Villa no fumaba, mas bien parece que su mano la
empuñaba constantemente como tratando de convencer. Mas bien, aquí vemos a un Villa negociando su situación con el pelotón, que por cierto, me llama la atención que no apuntan con sus rifles a Villa creo que en ese momento Villa era coronel el nombramiento se lo dio Fco. I. Madero, el 24 de abril de 1911en el campo de operaciones de Ciudad Juárez.

Es extraño pensar que el fotógrafo anónimo se le haya pasado captar el momento en que cobardemente Villa llora y se tira al suelo suplicando por su vida al general Navarrete.
Ya para terminar, aquí les dejo una narración del Sonorense nacido en el puerto de Guaymas, Adolfo De la Huerta. Presidente de México en 1920, buen amigo de Pancho Villa, en donde cuenta en sus memorias sobre el fusilamiento de Villa.

Según De la Huerta, el general Navarrete, fue un hombre que valió mucho, pero que no supo conocer a Villa, por que lo vio llorar cuando lo iban a fusilar.

"Aparentemente tiene razón Navarrete, no conociendo los sentimientos de Villa. Dicen que todo el mundo le cree muy valiente, pero que era un cobarde, que el lo vio llorar, hincarse y quien sabe cuantas cosas más.

El hecho es cierto, Villa mismo me lo refirió, pero no fue cobardía.

Cuando veníamos de Jiménez, ya llegando a Torreón, le dije: "Este lugar no debe tener muy buenos recuerdos para usted, pues es donde el chacal Huerta quiso arrancarle la vida.

-¡Ah, si jefe, que momento tan triste!- y continuo. - ¡Pensar que iba a morir como ladrón por que había recogido una yegua con mis fuerzas !. Una yegua de los ricos para salvar las causa de los pobres y que yo le había dicho al jefe de mi Estado Mayor que diera el "vale", por que cuando veníamos con el maderismo y recogíamos las cosas, se daba un vale para que les pagaran después. Y esa yegua la necesitábamos y yo la había agarrado y eso le sirvió de pretexto a ese que venia entonces a las ordenes de nuestro querido don Pancho.

¡Y pensar que me iban a arrancar la vida por ladrón!...¡Considerado así por los mismos hombres que yo adoraba!, ¡a quien yo quería tanto!. No tiene usted idea jefe, ¡qué tristeza tan grande se apoderó de mí!

¡Lloré, lloré, jefe, como una mujer!. Era el dolor mas grande de mi vida: morir injustamente por la mano que movía aquel por quien yo había luchado tanto y que tanto quería.

- Se refería naturalmente, a Madero. Las fuerzas de Victoriano Huerta, que entonces servían al Maderismo, eran las que lo iban a ejecutar".

Pero lo supieron los hermanos Madero y don Emilio sin demora telegrafío a don Pancho y ya cuando habían formado el cuadro, y mientras Villa se dejaba caer dos y tres veces resistiéndose, por que sabia que estaban telegrafiando a don Pancho y quería dar tiempo para que llegara la orden suspendiendo la ejecución.

Aquello fue lo que impresiono mas a Rubio Navarrete y le inclino a calificar a Villa de cobarde y acaso también porque Villa les pego "hasta por debajo de la lengua" y naturalmente les quedo en rencor a los federales hasta su muerte, pues Villa fue siempre el azote de los Federales y si me inclino a creer lo que dijo Villa respecto a
que ellos siempre atacaban por la retaguardia y que "les pegaban el las costillas " a los Oroquistas.

Es muy probable que haya sido así y eso contribuyo grandemente a las victorias que Huerta pudo obtener sobre los que habían derrotado a González Salas. No se exactamente sobre esa fase del triunfo militar de Huerta; en cambio si estoy seguro de la pesadumbre de villa, que le hizo llorar y manifestar aquella aparente
debilidad y que se debió a su gran dolor, a su pena porque lo acusaran de ladrón y lo mataran las mismas fuerzas del hombre a quien el adoraba.

Tenia verdaderamente adoración, fanatismo por Madero, como después lo tuvo por mi. Todos lo que andaban con Pancho Villa lo sabían muy bien; su cariño por mi lo gritaba a los cuatro vientos. Eso era conocido de todo el país. Según las palabras de don Adolfo de la Huerta.

Fuente: Tomado de las memorias de don Adolfo de la Huerta

15 comentarios:

Dave-It dijo...

Algunos datos:
- La foto frente al paredón es del 4/06/1912 y la tomó el doctor Pérez Alemán, médico de la División del Norte

- Los hermanos de Madero no telegrafiaron a Francisco I. Madero para evitar fusilamiento

Fuente: Pancho Villa, una biografía narrativa de Paco Ignacio Taibo II

David Alejandro Gudino Moya dijo...

Hola muy buenas noches, le comentó amigo llegue a su blog por el hecho de estar leyendo en estos momentos la biografía narrativa de Francisco Villa por Paco Ignacio Taibo II, ya arriba se comenta y la verdad es un libro muy recomendable. Llegue hasta aquí buscando la fotografía del Dr. Pérez Alemán medico de la división del norte, me parece algo inapropiado el nombre de su articulo e incluso ofensivo por el hecho del personaje del que hablamos, del cual ni siquiera se sabe su nombre verdadero, su lugar de nacimiento, del que el mismo cuenta diferentes versiones de una historia en sus autobiografías. Francisco Villa se vio hincado dandole la espalda al pelotón escribiendo una nota sobre su muslo... el mismo refiere que no le tiene miedo a la muerte y le obsequio algo de dinero y un reloj al pelotón, los hermanos de Madero convencieron a Huerta de no fusilar a Villa, en ningún momento intercede el entonces presidente, incluso no acepto que los ojos le fueran vendados, ¿Es esa la acción de un cobarde? algunos dicen que se hinco para al morir llegar mas rápido al suelo. No olvidemos que el traicionero ebrio de Huerta antes había Dirigido las lineas del tirano de Díaz por lo tanto era anti-maderista y solo ocupaba un puesto militar pues varias veces dejo escapar a Orozco. Después del conflicto en los telegramas que envía Huerta a Madero NUNCA se menciona la yegua, Huerta dio la orden a Navarrete de matar a Villa puesto que pensaba que habría una revuelta contra el y Villa encabezaría tal, al Navarrete llegar al Hotel donde Villa estaba refregado en alcohol por las altas temperaturas y envuelto en cobijas "sudando" se percata que el mismo estaba dormido y no veía seña alguna de una rebelión regresa a donde Huerta a dar aviso donde encuentra al mismo dormido.

Navarrete es quien detiene la ejecución por lo cual, Villa le agradece y manda traer su caballo ensillado y su espada, los cuales regala a Navarrete y se rumora también le promete su casa en Chihuahua en la calle decima

Uriel dijo...

Según historiadores y biógrafos, Pancho Villa no se dejó caer dos o tres veces. Hay dos versiones: una que dice que decidió arrodillarse para aminorar el impacto de su cuerpo contra el suelo y otra que se estaba apoyando para escribir notas a su esposa. El título de "lloró como mujer" me parece muy inapropiado, como si nomás las mujeres lloraran cuando se les va a fusilar. Es en demasía pretencioso y mal fundamentado. Pancho Villa diría él mismo acerca de sus lágrimas (según sus biógrafos y el libro de Paco Ignacio Taibo II): Lloré porque le tenía demasiado poco respeto a la muerte. (Que ya había burlado tantas veces), o tal vez por cobardía "como me lo reclaman mis enemigos en su retirada":

Francisco Santos dijo...

Totalmente de acuerdo con David Alejandro Gudiño. Despues de leer varias biografias de Villa incluida la de Taibo II, la cual me parece la mas completa y fundamentada, encuentro casi ofensivo el título de su articulo, le invito a indagar y averiguar antes de aseverar algo que a la gente apasionada de este tema nos puede parecer una tontería, digna de comunicadores de Televisa o TV Azteca.

07leugim dijo...

Es un pésimo titulo que desprestigia a Pancho Villa y denigra a la mujer.
Que acaso un hombre no puede llorar? el autor de esta nota en verdad es muy torpe y ofende la memoria del gran "Pancho Villa"
El propio Pancho Villa reconoció que efectivamente lloró pero también los valientes lloran o no? ¿Porque pudo haber llorado? Simplemente porque si ahí acababa su vida por un borracho traidor no vería el triunfo de la Revolución el creía en un México donde todos vivieran mejor, un país donde la riqueza fuera repartida también a los pobres tal como lo hizo cuando por un mes fue gobernador de Chihuahua.
Y pasarán los siglos y nunca México ha tenido un mejor gobernador en su triste historia que cuando gobernó el gran "Pancho Villa"

Club Cimarrones 4x4 dijo...

Lo Triste de Nuestro Mexico es que Los Pocos VERDADEROS Heroes son Traicionados y Asesinados, Ademas de los COBARDES que escriben Mitos(como este "Articulo") para Degradarlos en Ves de Agradecerles.........Patriotas y Valientes como EL GENERAL VILLA, Prohibido Nacer en Mexico

Maria dijo...

Que manera tan cobarde tiene usted de ganar un salario.
✔✔✔ La grandeza de el EL GENERAL PANCHO VILLA rompe todos los limites. El es un heroe para todos los periodos de tiempo de la humanidad. A eso llegan los humanos que dan su vida y alma sin ningun interes por los escarnecidos por el poder. Siempre ha habido y habra oprimidos y explotados por lo que personas como EL GENERAL, SIEMPRE SERAN UN EJEMPLO HEROICO QUE NUNCA PODRA DESVANECERSE.


✔✔✔ Para insultar a una persona se le insulta de fente, cuando la persona esta en sus cinco sentidos y con toda su capacida de defenderse. NUNCA cuando ya esta su cuerpo muerto.

✔✔✔ Llorar es simplemente humano y no tiene genero. Solo el que llora sabe por que lo hace, aunque las circunstancias a su alrededor indiquen a cada quien lo que le conviene.

✔✔✔ Usted queda en evidencia al escribir estas burdeces sin sensibilidad ni objetividad. En esta vida cada quien debemos ayudar a
conducirnos con honestidad reconociendo la valentia y gran mente de otros, aunque en su momento hayan cometido errores que quedan opacados por su contribucion a ayudar a ver claro cual es la actitud que debemos tomar cuando vemos a seres que son saqueados de su sustento para vivir y orillados a perder sus valores morales para seguir sobreviviendo.





Maria dijo...

😡HDP ‼ ⁉ 😵❌❌

Unknown dijo...

No vales verga pancho era un chingon

Dabid dijo...

No vales verga pancho era un chingon

luigi dijo...

Ignorante y vendido. Lame huevos del "gaybierno".

luigi dijo...

Ignorante y vendido. Lame huevos del "gaybierno".

Jon Nieve dijo...

Pero si Panchio Villa era un pinche ladrón y asesino de la Robolución, no mamen, cual pinche heroe? Y esto ya lo sabia sobre ese asesino cobarde de porqueria. Y no mamen, a poco se iba a poner a escribir notas a su esposa en el momento del fusilamiento y no antes? Era cobarde, tal como suelen ser los asesinos de mierda.

Tampico Urbano dijo...

un titulo que ni los gringos que los hizo pedasos mi general se atreverian a poner, que lastima me da el que escribio este tema mi abuelo que pelio con mi general te partiria en pedazos si leyera este articulo

Juan Jimenez dijo...

Francisco Villa, Fue un hombre que trascendió y seguira trascendiendo cuando el pueblo lea y estudie la historia de los investigadores, no de los que lo asesinaron, esa no cuenta; entre muchas cosas por su nobleza y su valor, las circunstancias vividas fuero difíciles, adversas e injustas,siempre lucho por sobrevivir, vivió a salto de mata, fue fiel en la amistad y sus ideales, la revolución la hizo vida, construyo escuelas, aplico la ley para guardar el orden, disciplino a sus tropas, lucho junto a ellos y con ellos en las batallas; nunca ambiciono el poder. Después del armisticio se dedico a las labores del campo, tecnificando y haciendo productiva la hacienda de Canutillo, Dgo. Para mi que tengo poco de conocer algo de su vida a través de la lectura, descubrí con agrado que Doroteo Arango Arambulo, alias Pancho Villa, fue un mexicano valioso, fuerte, hábil, inteligente, como todo hombre de bien, enamorado de la vida y de su gente, trato de hacer justicia conforme la clamaba y lo clama actualmente la nación Mexicana, Repartió tierras quitadas a los grandes vividores latifundista y empresarios abusivos y explotadores, construyo escuelas, dio pensión a las viudas de los revolucionarios combatientes; en fin de lo mejor que ha parido nuestro lindo Mexico. con todo respeto del gran Benito Bernardo Juarez Garcia