Loading...

miércoles, 12 de enero de 2011

Sabias que, los colibris son atacados por las mantis.

Los colibris las aves más chicas del mundo.
-En proporción a su tamaño, tienen el cerebro y el corazón más grande en el reino animal.
-No tienen sentido del olfato.
-Mueven sus alas alrededor de 60 veces por segundo.
-Su corazón late entre 500 y 1200 veces por minuto.
-Solo pueden ser halladas en América del Norte, Central y del Sur.
-Visitan entre 2000 y 5000 flores por día.
-Diariamente consumen dos veces su peso en alimento.
-El color de sus plumas es producido por la refracción de la luz y no por pigmentos.
-Su velocidad promedio es de 45 millas por hora (72,4 kilómetros por hora).
-La lengua tiene el doble de largo que su pico.
-Además del néctar de las flores, los colibríes comen insectos como fuente de proteínas.
-Ellos no pueden caminar, sólo posarse.
-Sólo vuelan el 20% del tiempo.

Cortejo y Reproducción.
Los colibríes por ser tan solitarios y competitivos, no tienden a vivir por mucho tiempo.
El cortejo híbrido no es común entre los colibríes. Es muy común que la hembra sea quien comience a buscar al macho una vez qua ha escogido un lugar para su nido y haya comenzado a construirlo. Los colibríes machos atraen a las hembras posando, haciendo patrones de vuelo, creando sonidos vocales y de alas. Algunas veces los machos vuelan en picada al frente de la hembra, otras veces vuelan para adelante y para atrás cuando van antes de ellas para mostrarles la forma en que las plumas de sus alas irradian los colores.
Los machos también “poseen” territorios abundantes en flores y de esta manera las hembras se benefician de esta extensa fuente de alimentos a cambio de ofrecerle al colibrí macho derechos de paternidad exclusivos. El coito entre colibríes es breve, pero puede ocurrir en muchas ocasiones, aunque nunca por más de un día. De hecho estas aves pueden aparearse durante un vuelo.
Una vez que el acto se ha completado, la hembra pone los huevos y los incuba. Usualmente las hembras escogen un lugar que no es la zona de alimentación más favorable, pero tomando esta decisión obtienen paz y tranquilidad, inclusive si esto significa depender de insectos como el alimento básico en su dieta. Los huevos son diminutos, alrededor de un centímetro de alto por medio centímetro de diámetro, y el tiempo de incubamiento promedio es de 16 días. Comúnmente sólo dos huevos son puestos, con un día de separación, y la madre usa técnicas para mantener tibios los huevos además de agitarlos muy delicadamente para mantenerlos a una temperatura constante de 32o Centígrados (90o Fahrenheit) hasta que estén listos para salir del caparazón. A las crías de los colibríes les tomará un poco más de tres semanas para que les crezcan sus plumas y alcancen el tamaño de un colibrí adulto, mientras sus picos alcanzan su tamaño completo un poco después. En la cuarta semana estas aves están listas para sobrevivir por sí mismos.

Hábitos Alimenticios.
Debido a que los colibríes no tienen sentido del olfato tienen que buscar su fuente de alimentación con la vista. Los colibríes más jóvenes deben aprender a esperar néctar de las flores coloridas. El pico de los colibríes está diseñado para encajar perfectamente con la forma y lo largo de las flores de las que ellos succionan el néctar. Los picos tienen toda variedad de formas y largos, pero tienden a ser largos y estrechos, siendo algunos son curvos. La lengua de colibrí mide el doble de largo que el pico.
Las flores que los colibríes usan como fuente de alimento han evolucionado con ellos. Para atraer a los colibríes las flores deben ser rojas, florecer durante el día, tener mucho néctar y no tener ningún tipo de “plataforma” de aterrizaje ya que de esta manera eliminan cualquier forma de competencia de otras aves. Flores que no tengan “plataforma” de aterrizaje solo son accesibles para colibríes, quienes pueden planear y comer al mismo tiempo que están colgando en el aire. Flores con formas tubulares o de trompeta provee una forma de alimento casi exclusivo para colibríes puesto que sólo su pico largo y estrecho es capaz de acceder a este suculento néctar.
Algunos colibríes se alimentan de la misma planta durante todo un día. Otros tienen rutas de alimentación mixtas que cubren largas distancias. Ellos viajan metódicamente en patrones especiales de vuelo con lo que define su territorio. Para sobrevivir, un colibrí debe consumir cada día más de su peso en alimento, lo que equivale entre 6000 y 12000 calorías al día. Cerca del 70% de comida proviene de azúcar líquida y el resto de la proteína de los insectos.
La dieta de los colibríes consiste en néctar, savia e insectos. Si hay suficientes insectos disponibles un colibrí come cientos de ellos en un solo día, algunas veces hasta podrían “asaltar” una tela de araña para comer un insecto capturado o hasta comerse la araña misma. La mezcla de néctar de nuestros comederos de colibríes comprende una parte de azúcar por cuatro de agua, ya que un alto contenido de azúcar en la mezcla podría provocarle caries en sus picos y obesidad. La gran mayoría de los días el contenido de los comederos será consumido casi por completo al finalizar la tarde. Estas aves consumen 22,6 kg. (50 libras) de azúcar cada semana.

Sobrevivencia.
Los nuevos colibríes adultos aprenden por ellos mismos las habilidades de sobrevivencia, como volar, buscar alimentos, eludir a sus depredadores, bañarse y acicalarse.

Territorialidad.
La territorialidad entre los colibríes se convierte en un aspecto crucial de sus vidas, a veces hasta en un asunto violento. Los colibríes “cercarán” un área rica en néctar de flores y la defenderán apasionadamente punzando a sus rivales con sus picos o volando en picada para asustarlos.

Depredadores.
Entre los depredadores más comunes de los colibríes están los halcones, orioles, cuervos, correcaminos y otros tipos de aves grandes. Ratones y gatos pueden representar un peligro para las crías de los colibríes. También se han dado casos en que cuales tarántulas y mantis religiosas han atacado colibríes muy pequeños. Sin embargo, la historia ha demostrado que el mayor depredador de estas aves ha sido el hombre especialmente en el siglo XIX cuando mataron miles de colibríes solo para utilizar sus plumas y cuerpos como decoración en sombreros.

No hay comentarios: