Loading...

lunes, 17 de enero de 2011

DE NUESTROS LECTORES

Que bueno primo que le seguiste...te felicito...saludos
Juan Pedro Hoyos
Nájera
Hermosillo, Sonora,
México

CONTESTACION:
Gracias a ti primo.

Aun recuerdo aquel día en que te invite a colaborar en la Revista Sabias Que?, y tu me
dijiste; claro que si Beto, como chingados de que no.
Yo te ayudo con todo gusto con algo que yo se hacer, contar charras, que te parece si te cuento una muy buena la del burro "Órale" aviéntatela primo y que me la cuenta con esa picardía muy sonorense que tenemos por acá. Me reí tanto, que le dije esta mero voy a publicar. Desde ese momento nació la sección de Blancos y Colorados una de las
secciones más gustada por los lectores de Hermosillo.

Por cierto, el número de lectores ha ido creciendo, ya tenemos lectores en diferentes
partes del Estado de Sonora como: Puerto Peñasco, Caborca, Nogales, Agua Prieta,
Magdalena, Guaymas, Obregón, Navojoa, Álamos, Ures y Carbo.
He recibido e-mails de felicitacion de la Cd. de México, Querétaro, Mexicali y Tucson
Arizona.

Tu sabes mejor que nadie las gana que he puesto en este proyecto y que lo hago con
toda la pasión del mundo, unas de mis satisfacciones es cuando visito a los lectores y
toman la revista en sus manos y me dicen ingeniero que buena estuvo la revista anterior, hay le encargo la nueva no deje de traérmela.

Me despido deseándote un buen día, y recordando la charra del burro que tanto gusto a
los lectores en ese momento espero la disfruten todos aquello que la lean

EL BURRO

Resulta que llego un Doctor a hacer el servicio social a un pueblo en la sierra.
Y pasados los días empezó a notar que en ese pueblo no había mujeres y se
preguntaba como le hacían los hombres en el pueblo para satisfacer sus necesidades
sexuales.

Un día, en una de las consultas, le pregunto a su paciente:
-Dígame Don Pancho, ¿Cómo le hacen ustedes para satisfacerse si aquí en el pueblo no

hay mujeres?", muy fácil, -dice Don Pancho-, en la tarde vaya para el río y ahí encontrara su respuesta. Obedientemente, el doctor en la tarde se dirije al río y cual fue su sorpresa que había tremenda fila, todo el pueblo estaba ahí, bueno pues, se formo al final de la fila y el último, al darse cuenta de que era el doctor, le dio chance de pasarse hacia adelante y así todos le fueron dando chance hasta que el doctor quedo al inicio de la fila.

Lo que encontró el Doctor fue un burro y pensó: "Adió...!, así es como se satisfacen
estos Cheros Chirulacos, bueno, pos ni modo". Y se acomodo como pudo el Doctor y le
empezó a dar duro al burro.

A las 500s, el segundo de la fila chiveado le pregunta al Doctor:
"Épale Doctor, ¿Le falta mucho?
No, dice el Doctor, ya mero, ¿Por qué?
Lo que pasa, le dice, es que necesitamos al burro para cruzar el río porque del otro lado
están las VIEJAS!!!

Gracias Juan Pedro colaborar y hacer la revista
más entretenida.





No hay comentarios: