Loading...

viernes, 14 de enero de 2011

CHINGONES MIS VIEJOS



“CHINGONES MIS VIEJOS”
de Bruno Pablos

El domingo jui pa la plaza
onde hablaron unos entrajeaos,
que dizque iban arreglar
munchas cosas en el pueblo;
bieras visto, Calobeto,
cómo les echó flores el Comisario
a los jorocones que vinieron,
por todas las mejoras
qui’ban hacer pa la gente;
que según hasta un represo iban hacer.
Cuándo iba faltar el Neto churrero
en pasar a’blar por el micrófono,
cuando dijieron que si alguien quería
pasar a decir algo
por los güenos beneficios qui’bamos a tener;
uta, Calobeto, ¡ cómo me dio vergüenza !
resulta que’l Neto, nomás pa quedar bien
dijo que los importantes esos
eran unos fregones pa gobernar,
y yo dije que “fregones”
era una “mala palabra”, pues;
y no me va oyendo el Profesor Ubaldo
y me enseñó que “fregón” no es herejía;
dice que’stá bien decir “chingón” tamién,
que sinifica ser muy güeno pa algo.
Yo nomás digo una cosa, tú... Calobeto:
si dicen que hacer cosas
con el dinero del pueblo, es una fregonería,
yo me pongo a pensar en mis viejos
y en toda esa gente, antes que nosotros
que han tenido que “darle duro”
sin la ayuda de nadien;
nosotros nomás juimos siete
y ahi como pudieron nos sacaron adelante
con el tanichito que pusieron;
no, Calobeto, esos amigos no hacen gracia.
Chingón mi apá, que empezó
trabajando en el campo, en lo que hubiera
sin estar atrás di’un escritorio
nomás esperando que llegara la quincena,
y chingona mi amá
que siempr’hizo
que los frijoles alcanzaran,
y todavía le quedan juerzas
- hasta la fecha -
pa seguir con el quehacer de la casa
y rematar atendiendo en la tienda,
que la puso después de andar
muncho tiempo, casa por casa
vendiendo en el pueblo y en los campos,
cuando mi apá la llevaba
en aquella troquita
for cincuenta y siete que tenía
¿ Ti acuerdas ?
Chingón mi apá, Calobeto
que siempre ha sembrao
sin que nadien le asegure
si vas’tar bien la cosecha;
no me salgan hora
con que ellos son los chingones.
Chingones mis viejos
y la gente que se arriesga
como el Mayón de la caseta
o los Zamayoa taqueros,
ésos sí son chingones:
los que son los horcones del medio
pa este pueblo.
Chingones mi apá y mi amá
que han pasao hambres
cuando éramos plebes,
pero sus hijos “ni en cuenta”,
porque primero nos daban a nosotros,
y los del gobierno...
quién sabe onde andaban.
Chingonas las mamases de nosotros, Calobeto
que han hecho rendir todo
remendando los trapos,
y haciendo chores los pantalones
pa sacarles más jugo tadavía,
y que se dan tiempo
pa preguntar onde andamos
y aqui’ora vamos a llegar
y que téngamos muncho cuidao
en no andarnos juntando
con el Chuyón mariguano,
y que hórremos cuando haiga
pa que váyamos aprendiendo.
Uta, ora ya me estoy dando cuenta
que mi apá era un chingón, Calobeto
por estar encima jodiendo
hasta que termináramos la chamba
cuando él podía berla hecho rapidito,
aunque no le gustaba verse cabrón al viejo
cuando nos jalaba las orejas,
porque l’ibamos a’garrar muina;
hora me cai el veinte
que le dolía más a él azotarnos,
nomás tres, decía
pero bien daos
y que no l’importaba
que nos diéramos cuenta
que tamién erraba, mi apá.
No hay güelta di’hoja:
l’historia de a deveras, la de a güenas
d’esa que nomás está
un pedazo en los libros,
esa l’hace el pueblo, Calobeto
no los mandamases.
Uchi, cómo hay que darle gracias a Dios
por ber tenido los viejos que tenemos:
gente PURA y FRANCA
que no se anda con “una y un pedazo”
a l’hora de tender la mano
a los que estén más abajo
y que se partieron el lomo por sus hijos.
Qué güeno que me’stoy dando
cuenta a tiempo:
chingones mis viejos, Calobeto,
... ¡ Chingones mis viejos !






Bruno Pablos
(Huatabampo, 1960).
Es Ing. en Sistemas Computacionales por el Tecnológico de Monterrey y tiene Maestría en Calidad por la Universidad La Salle del Noroeste. Actualmente estudia un doctorado de Liderazgo educativo en la Universidad del Noroeste.

Es Premio Nacional de Declamación. Asesor del bello arte del hablar con énfasis, desde nivel primaria hasta profesional. Es autor del Poemario “¡ HEY, EMOCIÓNATE ! “ y de los libros de didáctica de la expresión oral “LA DECLAMACIÓN COMPLETA”, “EL QUE DECLAMA”, “LA EXPRESIÓN DEL DISCURSO-Oratoria y Declamación” y “DECLAMACIÓN-Curso práctico”, así como de la serie de 16 Discos Compactos de poemas “LA DECLAMACIÓN COMPLETA”.

Es ganador del primer concurso de cuento Miguel de Cervantes Saavedra, convocado por el Tecnológico de Monterrey, para todos los Campus del Noroeste, con el cuento “Los Gusanos”.

Es autor de la tesis “LOS VALORES COMO BASE EN LA CULTURA DE LA CALIDAD”, en donde propone un modelo metodológico para trasuntar valores de calidad, a través del arte de la correcta expresión oral, con la cual obtuvo el título de Maestro en Calidad por la Universidad La Salle del Noroeste.

Es miembro de la Agrupación para las Bellas Artes, A.C., Institución por la que ha ofrecido más de 430 recitales poéticos.

visita su pagina: http://www.itesca.edu.mx/publicaciones/brunopablos/index.asp

No hay comentarios: